Menno

Holanda

Menno Van Gorp representa a la nueva generación de B-Boys holandeses. Es un breaker lleno de sorpresas, con gran pasión y con mucha energía.

Menno empezó a bailar en 2001. La primera vez que vio a alguien bailando break fue en el video de Run DMC "It's like that". Aprendió sus primeros movimientos de sus primos y desde entonces no ha dejado de bailar.

Menno es un B-Boy muy completo. Ha hecho del break su forma de ganarse la vida: actúa en espectáculos, hace de jurado en batallas y enseña en talleres. Ha explorado diferentes aspectos del baile, llegando a crear un espectáculo en solitario con el que recorrió los teatros de su Holanda natal. También es conocido por su obra gráfica, creada bajo el seudónimo de Mennopoly.

Si le preguntas dónde se ve dentro de diez años, Menno se ríe: "en una casa preciosa con una mujer estupenda y algunos hijos, llevando una vida 'normal' pero sin dejar de bailar". Espera que el Hip Hop sea siempre parte de su vida y demostrar su agradecimiento aportando su granito a la comunidad a través de la enseñanza y la organización de eventos. "Espero que me recuerden por mi forma de bailar cuando sea demasiado viejo para hacerlo e inspirar, así, a las jóvenes generaciones".

La escena Hip Hop en Holanda no deja de crecer pero Menno se lamenta de que, por la influencia de los medios, mucha gente ve el Hip Hop como algo negativo. En su opinión el Hip Hop es una fuerza que ofrece un camino positivo para los jóvenes. Su familia siempre tuvo claro lo importante que era el Hip Hop para él. Vieron la dedicación con la que entrenaba y siempre lo apoyaron.
Para Menno, ser un B-Boy significa ser un breaker completo con estilo, carácter y originalidad. "Si quieres ganar una batalla tienes que darlo todo. Tienes que bailar sobre el beat, ser original, tener talento para el freestyle".